CÓMO TRATAMOS

El origen del Dolor Craneofacial (dolor orofacial, ATM, cefaleas y columna cervical) es multifactorial y está asociado a diversos factores biológicos, psicológicos y sociales. Los últimas investigaciones científicas mas rigurosas y serias indican que el dolor craneofacial esta relacionado con patología musculoesquelética (columna cervical, dorsal y lumbar, ATM, cabeza, cara, hombros, rodillas etc), aspectos psicológicos (stress, ansiedad, depresión y conducta), patología del sueño, patología digestiva (colon irritable, hernia de hiato, dispepsia, reflujo gastroesofágico y gastritis), cambios hormonales, antecedentes genéticos-epigenéticos, alteraciones del sistema inmunológico, déficit alimenticios (carencias vitaminas y minerales), nutrición no idónea (alergias alimenticias e intolerancias alimentarias), cambios en Sistema nervioso (sensibilidad central y periférica) y problemas viscerales como patología uroginecológica, hepática y cardiorespiratoria.
Por esto, se ha visto que las intervenciones mecanicistas basadas únicamente en tratamientos quirúrgicos, medicamentos, férulas oclusales nocturnas o terapia manual no son suficientes para producir cambios positivos significativos en los pacientes que sufren de dolor craneocervicofacial.
Debido a que el origen es multifactorial, el abordaje debe ser global, por lo que se recomienda la utilización de una Terapia Integrativa Craneofacial (Integrative Craneocervicofacial therapy) y la Psiconeuroinmunología, que son métodos globales, evidenciados científicamente , inocuos, carentes de efectos secundarios y que incluyen los siguientes abordajes: